Salud

¿Sabes qué son los errores de medicación pediátrica?, estos pueden llegar a ser muy graves

Un error pediátrico de medicamentos es cuando de forma involuntaria se brinda una dosis diferente a la establecida, se administra por una vía inadecuada o se cambia la frecuencia.

Avatar del

Por: Beatriz Menjívar

La medicación infantil requiere toda la atención, para evitar confusiones en su administración.

La medicación infantil requiere toda la atención, para evitar confusiones en su administración.

Los errores de medicación son una causa prevenible de intoxicación en los niños. Es de vital importancia vigilar la medicación infantil, pues en ocasiones este error puede resultar con graves consecuencias.

En la infancia las dosis de medicamentos se calculan acorde a la talla y el peso, para garantizar que se suministre la cantidad necesaria. Cuando se usan preparaciones líquidas, las dosis pueden confundirse: mililitros, centímetros cúbicos, cucharaditas o cantidad de gotas, por lo que hay que cerciorarse con el experto primero.

La mayoría de dosis erróneas se da con medicamentos líquidos, por ello es vital verificar el tipo de escalas que tienen las jeringas dosificadoras, pues hay por peso, por volumen, o en mililitros.

Se debe redoblar la atención en cuadros con presencia continua de varios síntomas, como por ejemplo tos o fiebre, cuando el consumo de varias medicinas es normal, además que factores como el cansancio o el sueño pueden generar más errores.

De acuerdo con el Grupo de Trabajo de Intoxicaciones de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría, los errores de medicación son cerca del 10 % de consulta en urgencias y afecta especialmente a los menores de seis años.

Medicamentos para combatir catarros o enfermedades respiratorias, antibióticos, antiepilépticos, medicación para enfermedades cardiovasculares, el uso de vitamina D y el paracetamol figuran entre los primeros en administrarse erróneamente y causar intoxicación.

Especialmente los medicamentos relacionados a procesos gripales, deben tratarse con atención.

Para prevenir este tipo de errores, que pueden terminar siendo fatales, se pueden seguir las recomendaciones emitidas por el equipo pediátrico del Hospital Sant Joan De Déu, de Barcelona:

  • Evitar darle al infante medicamentos sin que un médico se lo haya recetado.
  • Pedir las indicaciones de la administración de los medicamentos de forma escrita, donde se establezca claramente la dosis. Si no se entienden las cantidades a administrar, es importante pedir que las expliquen, y si hay medidas equivalentes es importante asegurarse que las entiende. 
  • Llevar un registro de los medicamentos administrados, con la cantidad dada y la hora, para evitar repetir dosis, en especial cuando hay varios cuidadores. 
  • Medir las dosis con exactitud, con el medidor indicado y no usar, por ejemplo, cucharas de cocina porque son imprecisas. Es necesario considerar que factores como el desvelo o el cansancio pueden generar errores, por lo que debe ponerse especial atención en esos momentos.
  • No hay que sobremedicar las fiebres, los medicamentos para bajarla pueden causar intoxicaciones graves si se incumple su uso adecuado.
  • Los medicamentos no deben alternarse. Debe ser el médico quien indique los tipos de medicamentos a administrar y en qué momento.
  • No se deben usar medicamentos para el catarro si no son indicados por el médico. Son medicamentos con elevada toxicidad.
  • Los menores de 12 años nunca deben tomar medicamentos sin supervisión, aunque sean habituales. La vigilancia debe prevalecer siempre. 
  • Todos los cuidadores deben conocer a detalle el tipo de medicamentos que tiene indicado un menor, su frecuencia y la cantidad. Es vital asegurarse de que todos comprenden correctamente esta información. 
     
Ella encuesta

En esta nota:
  • Ella Salud
  • Errores Medicación
  • Medicación Pediátrica
  • Medicación Infantil
  • Sobredosis
  • Medicamentos Infantiles

Comentarios